La Bestia



Vivir es apenas otra vida, esa donde no toco tu mano, ni tu abrazo se queda prendando en sentimientos gruesos y rotundos, quizás sea algo más sutil, vigoroso, animal y perpetuo. Es esa vida que llega de improviso, que duele y rasga, haciendo que un momento sea humo, trago de vodka y besos disueltos en una tarde que arde tanto como tu piel hundida en otros deseos. 

Es la fatalidad, este tiempo con aroma a ti, íntimo y salvaje, sobre ese punto fallido, donde las palabras se secan y los muslos menguan húmedos bajo tu silencio. Es quizás, esa extraña y oscura independencia que grita la piel cada madrugada.

Vivir es también ese suave enojo, la torpeza de tus movimientos, mi frustración hecha risa leve, el esquivar tus besos que vienen de lejos, en un camino lleno de torbellinos. La señal de la ironía, como el invierno remojado en la taza de café bajo tus labios acunando el aroma que no bebes.

Es el dolor y la ternura, como sombra caminando bajo las raíces de mi cuerpo, creciendo por tu mirada, meciéndose, alimentándose de una libertad, que es casi inútil si tus manos no la tocan, es verdad fugitiva, susurros nunca olvidados.

Vivir esa vida, esa otra vida, es un placer indirecto, como una inocente mañana que se vuelve real. Bebo el café en el jardín de los sueños, donde la bestia adormecida, sabe que las mentiras desaparecen, cuando las miradas dicen más que los desencuentros.

Es la imposibilidad de soportar al mundo, tal cual es, con todos los prejuicios, con esos rostros sin vida, que se asustan y te asustan, es tal vez una vida en la que solo encontrarnos cara a cara, con la piel vestida de alma, puede ser tan terrible como infinitamente hermosa.



©Mayte G.
Fragmento VI: "La Bestia".
Imagen: Silvia Ji

4 comentarios:

  1. ¿No estará la bestia agazapada tras el espejo...entrando a mano izquierda?


    Bss

    ResponderEliminar
  2. Eres increíble escribiendo y descubriendo sentimientos.

    ResponderEliminar
  3. Infinitas vidas encerradas en una sola, tanto la que da la cara como la que se esconde tras el sentimiento más íntimo.

    Hermoso como sólo tú sabes escribirlo.

    ResponderEliminar



Copyright ©Mayte G. Todos los Derechos Reservados.