Mi Nombre



De ti las sombras quedan pálidas, exhaustas, latentes aún sobre la mirada, como si el mar mismo se condensara en el aire puro de tus suspiros,  enxhalando sobre la piel,  la vida que palpita  desde las entrañas, tierra profunda que te nutre, que se abre despacio bajo los sueños que germinan en la raíz de nuestro encuentro.

Ven, que mis brazos te arropen en el vuelo a tu nuevo destino, despójate de todo aquello que hizo silenciar tu deseo, haz que tus labios sean las alas de la verdad, desata lo inconcebible de tu pureza, deja morir al dolor, respira con la última inocencia de tu vientre, destroza todos los sentidos, renueva las viejas fantasías que huérfanas se quedaron sin mis besos... libérate.

Más ten cuidado, no te confundas, si piensas que soy milagro, luz contenida, mujer divina, o salvadora que ante ti se posa y remienda tus pesares, recuerda que mi nombre se escribe con la tinta de tu ausencia



©Mayte G
Imagen: Kiyo Murakami.

12 comentarios:

  1. Aplastantemente genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El nombre que seduce, roba y mata para renacer. Bueno!

    ResponderEliminar
  3. Precioso, Mayte!!! Escribes muy bién, de verdad!!!
    Un fuerte abrazo y muchas gracias por compartirlo!!!

    ResponderEliminar
  4. Tras el dolor del abandono será imperdonable el frío de la confusión... Que quede claro.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Bello y delicado nombre... lo debe susurrar el silencio.

    Bss

    ResponderEliminar
  6. A veces creemos en la salvación, no intuimos que nace de nosotros mismos, entre los brazos de nuestro propio deseo.

    ResponderEliminar
  7. Como siempre... maravillosas tus palabras

    ResponderEliminar
  8. La ausencia... espléndida tinta...!!!!
    Besiños.

    ResponderEliminar
  9. Siempre eres un disfrute como dice larregui: "secuestraste la razón en ese magic music box ".

    ResponderEliminar
  10. El amor como un puerto seguro... y al mismo tiempo, como el que exige que el amante sea antes completo y no un sujeto que busca en el amor lo que éste no puede darle. Maravilloso texto, mayte, como todos los tuyos. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Cauando leo tus textos, tengo la sensación de que floto. ¡Escribes maravillosamente!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Tus líneas como el nombre que nos habla y nos seduce son sólo huellas en la piel.
    Besiños
    Antonio

    ResponderEliminar



Copyright ©Mayte G. Todos los Derechos Reservados.