Rincón de París VII


Llueve.  Caen las gotas como perlas transparentes que explotan suavemente sobre  su piel,  el frío acaricia en cámara lenta cada recuerdo. El aire sopla violento, como el momento en que Él entro directo y sin aviso a su alma.

Las viejas baldosas embonadas cuidadosamente, como un enorme rompecabezas de concreto,  reciben sin piedad el taconeo de sus zapatillas rojas, el agua corre libre entre los recovecos de las calles, su falda se pega sin cuidado a sus muslos,  mientras suspira sin remedio.

Las personas corren, saltan sobre el agua como si quemara, se cubren, son grises, todo es gris en París cuando llueve, menos su mirada bajo la piel. Nada importa, en ese momento todo es puro, puede gritar sin ser apenas escuchada un "Te extraño" .  La soledad de los amantes en Boul Mich es frágil, sencilla y única. Bajo su cuerpo, vibra el corazón con su nombre latiendo suavemente en sus labios, nada más existe, cualquier cosa que pudiese suceder esa tarde será parte de un después.   Él no está y Ella es solo una mujer bajo la lluvia soñando con volar lejos…a dónde le pertenece.

Un rosario de farolas ilumina de repente la mirada, se llena de luz tenue, como bruma que todo lo absorbe, destellos dorados abrazan el frío que eriza la piel, una banca solitaria la mira, la espera impaciente para compartir con  Ella, el deseo de tomar su mano mojada, mirarlo hasta fundirse dentro de si misma, desgastar su boca bajo la suave cortina que cubre todos sus deseos. Llueve.




©Mayte G.
Categoría:Cuenta-Historias.

16 comentarios:

  1. La lluvia en París en tus palabras suena a melancolía seductora. ¿Te vas de nuevo?

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/8/12 16:12

    Dan ganas de caminar bajo la lluvia...contigo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantaría pasear por los puentes de París, bajo la lluvia yy sobre unas zapatillas rojas de tacón alto!
    Besitos, linda

    ResponderEliminar
  4. Ese banco es el testigo de su soledad plena. La lluvia acompaña sus pasos por el camino de la ausencia.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Precioso...que bonito escribes May!!

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. La ciudad de los cielos en la tierra...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La lluvia que aísla y procura grandes momentos de intimidad.

    Buen día

    ResponderEliminar
  8. Susurros bajo las gotas que reflejan la mortecina luz amarillenta de los ensueños…
    Muy bello!
    Buena semana llena de besos

    ResponderEliminar
  9. Ideal, un momento muy intimo.

    Te beso, siempre.

    ResponderEliminar
  10. Dulce y melancólico.Un beso

    ResponderEliminar
  11. Lluvia amniótica que hace renacer las tardes de París.


    besos

    ResponderEliminar
  12. Anónimo18/8/12 1:02

    Excelente.

    Pepé le Pew.-
    (Besos loca)

    ResponderEliminar
  13. La lluvia siempre aparece como compañera melancólica en los días de ausencia.
    Besitos Mayte.

    ResponderEliminar
  14. Casi siempre llueve... hasta en verano.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Definitivamente eres lo más cercano a la belleza....

    ResponderEliminar
  16. Gracias a todos por su paso...por sus palabras que siempre son lluvia fresca.

    Abrazos a repartir!

    ResponderEliminar



Copyright ©Mayte G. Todos los Derechos Reservados.