Fragilidad


Me duele el cuerpo, apenas puedo moverme, giro sobre mis muslos entrelazando los brazos, como un pequeño cangrejo incrustado en una carcasa de caracol abandonado. La sensación de flotar es apenas un vértice por donde escapan los sentidos, mis pies tocan el suelo,  me detengo solo por un instante antes de arrastrar mis huellas sin ganas, las manos buscan la rugosidad del papel, tropiezo en su textura apenas ligera, inocua, blanca, sin recuerdos, tal como mi memoria cuando no la llenas tú.

Revoloteo por la habitación, vuelvo a la cama sin ganas de nada más, un par de libros abiertos, la manta revuelta, el aroma a lavanda fresca inunda cada rincón. Entre mis manos el papel juega a ser preludio de carta sin enviar, llena de letras que intentan ser palabras, no tuyas, no mías, solo de aquellos que ya no están. Como un laberinto profundo en el que caer, el sueño se acerca  rozando mi cansancio,  una perdición absoluta de emociones me inunda de caminos sin vuelta atrás, de segundos para no recordar, se revela la última mirada, antes de caer sobre todos mis deseos.

Me duele el cuerpo, cada pequeño musculo reclama tu ausencia, tu voz en la noche serena que se desnuda de colores, la sensación de estar viva al sentir la dulce plegaria de tus labios húmedos sobre mi vientre. Viajan en silencio los sonidos que como fantasmas merodean alrededor, los párpados caen como mariposas ante la tormenta que se avecina, se anuncia imponente, terrible, mi garganta se cierra como un engranaje descompuesto, que al chocar tuerca con tuerca, destroza, duele. Todo arde dentro, palpita sin control el viento, susurra tu nombre que mi boca calla, se acuna el alma en silencio...me duele el cuerpo.




©Mayte G.
Categoria: Botellas al Mar.

17 comentarios:

  1. Anónimo30/8/12 7:13

    Así es, me retratas perfectamente... Te amo

    ResponderEliminar
  2. Como un engranaje descompuesto así me he quedado, si que duelen esos momentos, tus palabras siempre se clavan profundamente Mayte.

    Besos.

    ResponderEliminar

  3. Magnifico relato!
    Duele y duele el cuerpo y el alma! Sé muy bien cuanto duele! Dios nos da el dolor pero también la medicina!
    Un abracito llena de calidez y amor

    ResponderEliminar
  4. Profundamente intenso, se siente y palpita dentro.

    Besos.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  5. Profundamente intenso, se siente y palpita dentro.

    Besos.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  6. El dolor expira palabras así... callando la realidad, y dejando que tengan voz los verdaderos deseos.
    Tus expresiones son la parte especial de la literatura.
    No deseches nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Puafff Mayte! Que intenso es a veces el dolor, precioso escrito!

    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Cangrejo, caracol, mariposa...poco a poco llegaras tú misma, querida Mayte. Estamos como a trozos inconexos cuando nos agarra el dolor.
    Linda, besos

    ResponderEliminar
  9. Duele hasta el papel en blanco, mudo, ausente.
    Bello e intenso.


    besos

    ResponderEliminar
  10. El dolor llega a calar tanto que permite lo que se refleja en el escrito. No deja de ser un sentimiento, sea bueno, o malo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Sentimientos frágiles en tus palabras, la ausencia duele hasta matar.
    Un besito Maite

    ResponderEliminar
  12. La piel duele, el alma espera, tu escrito lo borda.

    Besos, Reina!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo8/9/12 17:21

    Tarde pero seguro mi querida Mayte, llego para remediar un poco su dolor y decirle que su prosa mejora en intensidad y belleza.

    Crítico Admirado.

    ResponderEliminar
  14. La fragilidad del mundo, de nosotros mismos.

    Saludos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  15. Eres pura intensidad, revuelcas todas las emociones.

    Te beso.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por compartir mi-su fragilidad entre palabras.

    Besos a repartir!

    ResponderEliminar
  17. El dolor del caos. Intenso. Inevitable. Pero seguimos buscándolo.

    Antonio.

    ResponderEliminar



Copyright ©Mayte G. Todos los Derechos Reservados.