XIII



Trece silencios
merodean la razón
destrozados por el
taconeo inmenso
de la soledad.

Trece recuerdos
taladran el alma
evaporando sin
remedio el último
aliento.

Trece palabras
unidas al azar por el
deseo de protestar
ante la cruel ironía
del destino.

Trece  adioses
aguardando por mi
olvido, dispuestos
a hundirse en el
mar de tu partida.


Mayte G.© 

Fotografía:Roberto Marcos

 

29 comentarios:

  1. Trece razones para seguir disfrutando de tus palabras, que transmiten y mucho.

    Besos y como sé que para ti es de buena suerte, feliz viernes 13!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo14/7/12 5:49

    A veces trece motivos no son suficientes para olvidar.

    Un besito.
    Marizu.

    ResponderEliminar
  3. Trece. Concretos y dolorosos. Tanto duelen que hasta se cuentan...

    Besos

    ResponderEliminar
  4. eres una suave caricia cada vez que te leo besos carlos

    ResponderEliminar
  5. Silencios, recuerdos, palabras y adioses, que siempre están presentes.

    Buen día

    ResponderEliminar
  6. Porque si tú no vienes, hay un algo de horfandad en mis poemas. (trece palabras)

    Siempre.

    ResponderEliminar
  7. Con el XIV vendrá la luz.
    Besitos, tierna Mayte

    ResponderEliminar
  8. Esa música, ese violín que toca con la melancolia en el corazon, esos treces que se marcan en la piel de un olvido.. en una partida que jamas tendra un retorno, proque es el epitafio de lo que nunca fué, duelen, duele todo aquello que se amo.

    Un abrazo enorme, y un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Tú ya sabes que me gusta mucho tu estilo, sobbre todo tus metáforas, precioso...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  10. Eres divina escribiendo todo logras que se convierta en belleza, incluso lo triste.

    Besos.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  11. Qué profunda melancolía me ha suscitado tu poema. Ay, todo eso que se puede contar... Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

    ResponderEliminar
  12. Se aleja en el tiempo quien no amó!
    Los trece dioses Se irán perdiendo en ese mar de recuerdos...

    Cuídate amiga,los hados te serán propicios.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Elquemastehaquerido17/7/12 20:16

    Trece pasos que se alejan, y trece palabras que acercan la belleza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Querida Trini:

    Sufrimientos que se ofrecen en trece silencios, en trece recuerdos, en trece palabras, en trece adioses. La reiteración de las ideas, el insistente paralelismo que ofrece la repetición del mismo número "trece" se ofrece a nuestros sentidos, como un golpe del cual no nos podemos defender, pues terrible es la capa que ha creado el concepto. Cuando una despedida nos rasga los hilos más profundos de nuestra alma, no entendemos cómo nuestro corazón agujereado pueda seguir latiendo, es más, nos parece imposible seguir andando, mostrando una cara amable a los demás, de alguna manera tienen que gritar nuestros sentidos: que sea con trece desgarros, que llegan directos al espíritu del lector.

    Un estilo único, reconocible, plagado de elegancia y sensualidad, así eres tú en tus palabras, aunque sean trece, solamente la poetisa Mayte hablaría de "una soledad que taconea".

    Mi querida Mayte, qué impresionante sentimiento de dolor animado de una belleza brutal.

    Recibe, querida, un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo no creo que esto sea destrozar la poesía, mi querida Mayte. Querría yo decir las cosas así.
    Trece besos enormes.
    HD

    ResponderEliminar
  16. Destrozar la poesía?No..nada de eso.Me encanta leerte.Un beso

    ResponderEliminar
  17. Al final todo se transforma en un puñado de fotografías color sepia...

    ResponderEliminar
  18. perdida en el mismo silencio de siempre, preludio también del mismo adiós, del mismo recuerdo asombrado, aquel en el que una sola palabra, mi nombre en sus labios, me perdió la razón

    ResponderEliminar
  19. Anónimo20/7/12 5:01

    Nuevos días se abren en la mirada, entre pasos y sus palabras, es Usted una especie en extinción.


    Crítico Admirado.

    ResponderEliminar
  20. El trece siempre ha sido el número de la magia infinita.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Trece silencios, recuerdos, adioses... ¿todo para un sólo olvido?


    besos

    ResponderEliminar
  22. 12 + 1 razones para guardar, en el desorden que se estremece, esos recuerdos que son simiente.

    Besos (12+1)

    ResponderEliminar
  23. Silencios, recuerdos, olvidos... sin ellos la vida no tendría esencia. Todo forma parte.

    Que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola!
    Unas letras preciosas, me han gustado mucho.

    Saludos de J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  25. No sé porque hayas elegido el número 13, pero sea la razón que sea trece veces te digo que te quedó melancólicamente hermoso.

    El 13 no es un buen número. Dicen.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  26. Trece creadores de la realidad, del bien y del mal. El mundo confía y no debiera. La luz siempre se instala, y los treces pecados cometidos, siempre son pecata-minuta.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. No importa el número sino el suceso, el recuerdo perdura mientras la despedida desgarra.
    Un besito Mayte

    ResponderEliminar
  28. Trece besos que viajan en el silencio de la noche para iluminar tu despertar... ( o catorce... perdí la cuenta.. ;-)))

    ResponderEliminar
  29. Gracias...a tod@s por compartir sensaciones y desvarios conmigo....un placer!

    Abrazos a repatir!

    ResponderEliminar



Copyright ©Mayte G. Todos los Derechos Reservados.