Bajo la Lluvia










 Farolas precoces alumbrando tenuemente la oscuridad de las avenidas, ventanas dormidas con las persianas abiertas mirando pasar el tiempo, amantes que no duermen bajo la tormenta, como si anduvieran bajo el embrujo eterno de la pasión.  Los árboles ondeándose serenos y violentos antes de reposar contra el viento, el reloj principal, en la torre más alta se eleva desde una pequeña altura del resto de los demás edificios, suena la última campanada y en una esquina un hombre camina bajo la lluvia, alejándose hasta perderse de vista.   Es una noche tranquila,  todo parece dormir, reposar en un silencio absoluto y ajeno en el cual uno piensa solo en si mismo y no recuerda –o no lo desea- la ciudad presa de cambios violentos.

El aroma a leña impregna todas las sensaciones, se adueña de la estancia profundamente, el humo sube lentamente por la chimenea, rezumando calor cubriendo delicadamente su cuerpo. Ella, observa la corriente del río, como va angostándose,  ropa tendida sobre las ramas que crujen, luces  como perlas color ámbar sin sombra, la bruma naciendo ante su mirada.  Se apoya contra la ventana, hubiese querido compartir ese momento aparentemente imperfecto, que en un instante sería  tan solo un recuerdo. Apartó la cortina respirando profundamente…  Él caminaba bajo la lluvia, alejándose hasta perderse para siempre de su vista.



©Mayte G. 

21 comentarios:

  1. Una escena tan perfecta no puede tener un final así de triste.
    Ella piensa que esa será la última vez, pero ha de haber más veces. Me niego a creer que esa noche tan perfecta todo terminara.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Las sombras engullen las siluetas, el eco de los pasos que se alejan... pero el recuerdo sigue detrás de los ojos.


    besos

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado conocer tu blog, la musica de fondo soberbia.
    Un saludo de bloguera a bloguera.
    Escribes muy bien, felicidades.

    ResponderEliminar
  4. Sepias, sombras, materia literaria que alimenta el olvido.

    ResponderEliminar
  5. Una sorpresa descubrir que también te gusta escribir.

    ResponderEliminar
  6. Magníficas y tremendas estas dos escenas en que se dibuja el paisaje físico y psicológico de dos amantes que se separan. Qué dolor. O, quizá, qué alivio. Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

    ResponderEliminar
  7. Algo hermoso se va perdiendo calle abajo...
    con la lluvia mojando cualquier abrazo no nacido.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hay momentos impredecibles en la historia de los amantes, que caprichosos se separan, para luego quizás, volverse a encontrar, la sentencia ha sido dada bajo la lluvia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo17/2/12 2:02

    Es triste, es bello, describes tan bonito cada escena es como estar ahí May.

    Mil besitos!

    Marizu.

    ResponderEliminar
  10. Un momento muy delicado el de la despedida. Pero con la sutileza en que lo describes, ha sido muy hermoso.

    ResponderEliminar
  11. Que deliciosamente has descrito esta despedida. Impecable tu relato.
    Que tengas un buen fin de semana.
    Un abrazo Mayte.
    Ramón

    ResponderEliminar
  12. Bajo la lluvia nunca se conjugan despedidas.

    Tus textos siempre son sosiego.

    Beso

    ResponderEliminar
  13. Eso de "para siempre" me ha dejado una gota de tristeza. Y eso que me encanta la lluvia.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Me gusta especialmente la atmósfera perfectamente conseguida que envuelve el relato. ¡Qué bello tema de Ane Brun, con ese deje triste...!

    Tienes y escribes con una sensibilidad maravillosa.

    Un beso enorme, mi querida Mayte.

    ResponderEliminar
  15. Fue una postal llena de nostalgía, con una descripción exquisita que me hizo estar en el lugar. Lastima que se marchó.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Anónimo19/2/12 0:10

    Si se marcha no sabe lo que deja atrás, yo si tuviese la oportunidad no me giraría nunca. Tu prosa describe tan sutilmente tu alma que me rindo ante ti y tus historias.

    Besos.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo19/2/12 0:19

    Usted como siempre despertando pasiones, incluso en una dolorosa despedida de amantes. Fuera de sus admiradores, yo como crítico, la veo mejorando aún en su patente melancolía dibuja espacios atemporales de belleza pocas veces leídos. Mejora usted como los vinos y yo la disfruto; es decir sus letras, no se emocione.

    Crítico Admirado, que no admirador.

    ResponderEliminar
  18. Niña, cuando alguien se va bajo la lluvia, muy probablemente sea despedida.
    Feliz domingo y besos bajo el sol

    ResponderEliminar
  19. A mi estas despedidas tuyas, me siguen fascinando las descripciones son maravillosas.

    Te beso.

    ResponderEliminar
  20. Gracias a tod@s por detenerse un momento y dejarme sus emociones en palabras.

    Besos a repartir.

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola!
    Quizas solo fue aquella sensacion monotona y sin luz, la que deja confundir el ir y venir.

    saludos de J.M. ojeda.
    Buena semana.

    ResponderEliminar



Copyright ©Mayte G. Todos los Derechos Reservados.