Abismo.


Se cruzarón las miradas
como veneno a mitad del pecho
el Abismo se cerró.



©Mayte G.

21 comentarios:

  1. En algunas situaciones dejar que te engulla el abismo es toda una tentación.

    ResponderEliminar
  2. No hay nada como una mirada que atraviese fronteras.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Por qué no las cruzarán más a menudo...

    Besosss

    ResponderEliminar
  4. Hay miradas que nos condenan al paraiso, y otras que nos regalan el infierno, pero esta tuya, logra ambas cosas a un tiempo.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Mayte, enorme placer regresar a tus letras, un lujazo perderse en ellas...
    gracias, buen martes, besos y besos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta cuando en tan poco dices tanto!!

    Besitos :D

    ResponderEliminar
  7. Hay miradas que matan.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Tal y como tus letras que se cruzan en mi vista.

    Genial!

    ResponderEliminar
  9. Elquemastehaquerido18/1/11 20:43

    La contundente mirada de alguien que traspasa todo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Mayte, la fuerza de las miradas.

    Un besote guapa

    ResponderEliminar
  11. Dejarte enguñir por un abismo, y aparecer en las antípodas como reina de una montaña...

    ResponderEliminar
  12. Rozando los labios con la mirada llena de deseo.

    Te beso.

    ResponderEliminar
  13. Los abismos nos parecen mayores de lo que en realidad son, tesoro.
    Un abrazo.
    Y besos.

    ResponderEliminar
  14. El abismo se cerró... abriéndose paso un hermoso y enorme vacío lleno de vertiginosas miradas y laberintos de caricias...

    Un beso desde el abismo de mis montañas..;-))

    ResponderEliminar
  15. con una mirada pueden cerrarse todos los abismos y abrirse todas las sensaciones!!

    besiño.

    ResponderEliminar
  16. Q lindo cuando el amor se encuentra desde el mirar...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Vaya que miradas tan dolorosas...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!
    A veces, solo a veces, depende de la mirada.

    Saludos de J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  19. Gracias por sus palabras y compañía...

    Abrazos a repartir!!

    ResponderEliminar
  20. ... Y fue la espesa oscuridad sobre ellos y en ellos, como orificios sagrados tatuados en un reptil ancestral.

    ResponderEliminar



Copyright ©Mayte G. Todos los Derechos Reservados.