Nada personal


Nada es personal, ni el roce ambiguo, sin significado real, ni los gestos fugaces, o las locuras que nunca llegaré a hacer. Me falto escucharte en el silencio, a solas, no encontré la forma, quizás nunca existió, y la llave se me fue por el desagüe de tu mirada escondida en otro rumbo.

Enorme es el mundo y tan pequeño el espacio en el que los caminos cambian la ruta, pasos callados, voces lejanas y tú, entre una multitud ajena a la mía. Me falto el sonido de un par de canciones más, me sobraron las tentaciones, y el deseo prendido a otros amores que me rondan y vuelan sobre la ausencia del tuyo que nunca nació. Nada es personal, ni esta despedida que nunca he de pronunciar.


©Mayte G.


Copyright ©Mayte G. Todos los Derechos Reservados.